Formación

¿Qué hace que una empresa esté por encima de las demás? ¿Qué es un generador continuo de ventajas competitivas para una empresa? Una ventaja competitiva es algo enormemente difícil de generar. Por regla general, las empresas pueden tomar dos estrategias:

  • Competir en precios
  • Competir en diferenciación

Ninguna de estas dos alternativas es sencilla, ya que ambas supone que es necesario ser capaz de hacer algo, que nuestros competidores, sencillamente, ni saben ni pueden hacer, ni son capaces de desarrollar por sí mismos. ¿Cómo se generan estas ventajas competitivas? En la mayoría de los casos, estas ventajas provienen de dentro de las empresas, de su interior, de su gente, de sus empleados y colaboradores.

Si son nuestros empleados los que generan nuestras ventajas competitivas como empresas, resulta del todo necesario que estos estén lo más capacitados y los más preparados posible, sobre todo, que lo estén más que los empleados de nuestros competidores. ¿Cómo se logra eso? Mediante la educación, la capacitación y la formación.

¿Es necesario por tanto, para ser un profesional deseable por las mejores empresas, gozar de un buen nivel de formación? Por supuesto. Este es un tema que absolutamente nadie con un mínimo de inteligencia debe dudar. Estar bien formado, adecuadamente preparado es sencillamente imprescindible en estos momentos. ¿Es esta afirmación aplicable a todos los países y sectores por igual? Sin duda; Veamos por qué:

  • Países de los llamados tradicionalmente “industrializados”: estamos hablando de mercados muy maduros y enormemente saturados, que, por lo general, sufren de un exceso de universitarios. Por ello, estos universitarios deben buscar una forma de diferenciarse, y/o especializarse, para destacar sobre el resto, y atraer las mejores ofertas de trabajo. Una buena formación, más allá de la propiamente universitaria es la mejor manera de lograr esta diferenciación. Podemos afirmar esto porque a las empresas, hoy en día, ya no les basta con un título de Licenciatura o de Grado, buscan algo más, y ese algo más, pasa por un Máster o un Postgrado, ya sea generalista (un buen MBA puede abrir muchas puertas) o especializado en un área (los perfiles especialistas siempre han sido muy escasos y demandados).
  • Países conocidos como emergentes: estos son países que están mostrando altas cifras de crecimiento económico, y que demandan, como nunca antes, perfiles profesionales altamente cualificados. La más alta cualificación ya no se demuestra únicamente a través de un título universitario. De nuevo, los Máster o Maestrías, son la mejor vía para lograr ese puesto de Dirección tan anhelado y necesitado en estos países de un tremendo potencial.

La conclusión por tanto es clara, evidente, y no lleva a error. Es necesario que las empresas sean capaces de capacitar a su gente de la mejor forma posible, así como atraer a los profesionales mejor preparados, y estos, los profesionales, deben capacitarse cada vez más y mejor, para seguir siendo competitivos en un mercado laboral cada vez más duro y complicado. Esta diferenciación ya no vendrá por un título universitario, a las empresas, este nivel ya no les aporta lo que necesitan, por ello, cualquier profesional que desee progresar en su carrera profesional necesitará de un Máster o Postgrado de garantías, que le asegure el éxito que está buscando.